Ver todas las noticias

Reformar un piso antiguo: problemas a revisar y por dónde empezar

25 Abr 24
Si te planeas comprar un piso antiguo para reformar o quieres actualizar una vivienda que tienes en propiedad, antes debes seguir una serie de pasos para comprobar el estado de la vivienda y saber qué aspectos necesitan renovación y cuáles se pueden mantener.
Solo de esta forma sabrás si vale la pena iniciar una reforma integral en una vivienda antigua en venta o a cuánto ascenderá el presupuesto de la obra. Desde Fotocasa, indicamos, a continuación, cuáles son los problemas a revisar en una finca antigua y cuál es el paso a paso para ejecutar la reforma con éxito. ¡Empezamos! 

¿Qué problemas revisar en un piso antiguo a reformar?

Para garantizar el mejor resultado, debes ahondar en los posibles problemas de la propiedad, como los vicios ocultos o las instalaciones obsoletas. ¡Atento!
1. Las humedades y filtraciones


Las humedades y las filtraciones en las viviendas son uno de los principales problemas de las casas antiguas. Este inconveniente puede darse por varios motivos, como defectos en tuberías, problemas en la impermeabilización de los techos o grietas en las paredes.
Analiza e identifica la presencia de humedades en techos y paredes antes de iniciar cualquier reforma. Se trata de un problema que puede afectar a la salud de sus ocupantes y devaluar considerablemente el valor del inmueble. 

2. La instalación eléctrica y fontanería

Revisa las instalaciones de la vivienda para comprobar su estado. Es probable que la instalación eléctrica, la fontanería o la caldera estén desactualizadas o no cumplan con la normativa actual. Tener en cuenta estas necesidades de la vivienda te servirá de guía para calcular el presupuesto final de las obras.

3. El aislamiento en ventanas

Es muy importante comprobar el aislamiento térmico y acústico de las ventanas y puertas del inmueble. Si la vivienda cuenta con ventanas antiguas con fugas, deberás reemplazarlas por modelos más eficientes y actualizados para mejorar el confort térmico y acústico en el interior.

4. La presencia de aluminosis


La aluminosis es un problema que afecta a la estructura del edificio. Se trata de un tipo de cemento utilizado en edificaciones levantadas entre los años 1950 y 1970 que, debido a la rapidez con la que endurecía, se volvió popular en las construcciones. A partir de 1970, tras comprobar la pérdida de eficacia y estabilidad en las edificaciones, se prohibió su uso.
Para detectar la aluminosis en una vivienda antigua que quieras comprar, comprueba el año de construcción de la finca, pregúnta al vendedor directamente, busca manchas de óxido en las paredes o realiza «catas» de cemento para conocer el material de construcción empleado.
5. El certificado ITE de la comunidad


En cualquier edificio con una antigüedad mayor a 50 años es obligatorio tramitar la Inspección Técnica del Edificio (ITE), un documento que verifica si la finca cumple con las normas de seguridad, de accesibilidad o la eficiencia energética. 

¿Cómo reformar un casa antigua? Consejos para una reforma integral


Tras haber analizado los puntos anteriores, podrás iniciar la reforma de la casa antigua. Estos son, por lo general, los pasos habituales para la ejecución de una obra.
1. Planifica el presupuesto de la reforma

Una vez conozcas el estado completo de la vivienda y los cambios que se deben realizar, podrás calcular el presupuesto y planificar la reforma. También, debes tener en cuenta la solicitud de la licencia de obras si vas a realizar mejoras que afecten a la distribución o la estructura de la vivienda. Existen distintos tipos de licencias, por lo que, en función de la magnitud de las obras, deberás pedir una u otra en el ayuntamiento. 

2. Diseña la distribución del piso


Replantea la distribución y decide si vas a dejar la que hay o, por el contrario, si prefieres tener espacios abiertos en el piso, eliminar tabiques o cambiar habitaciones de sitio para que la vivienda se adapte a tus necesidades familiares y preferencias.

3. Renuevas las instalaciones


Si has comprobado que las instalaciones necesitan una actualización, tras tener clara la distribución podrás contratar a profesionales cualificados para que se encarguen de renovar las instalaciones de forma adecuada. 

4. Mejora el aislamiento


Las ventanas o las puertas antiguas pueden aumentar el consumo de energía en el interior de la vivienda. Aprovecha la reforma para mejorar el aislamiento e instala ventanas nuevas o mejora el aislamiento en paredes, techos o suelos. 

5. Reforma la cocina y baños


La reforma de las cocinas y los baños suelen ser habituales en viviendas antiguas para reformar. Reforma o adecúa estos espacios clave en el hogar y adáptalos a tus necesidades y gustos. 

6. Cambia el suelo y pinta las paredes

Ya has terminado las obras más aparatosas en el inmueble. Ahora, debes ocuparte del aspecto visual y estético: cambia el suelo, renueva las puertas (o píntalas y cámbiales o picaporte), pinta las paredes…
7. Amuebla y decora la vivienda a tu gusto

¡Esta es la mejor parte! Tras realizar una limpieza profunda, amuebla la vivienda y agrega la decoración que más vaya contigo para convertirla en tu nuevo y acogedor hogar. 


Fuente: fotocasa**

Últimas Noticias

Ver más
13 May 24

¿Puede el propietario prohibir visitas al inquilino en un piso alquilado?

Si vives en un piso de alquiler, ¿puedes traer visitas libremente? Veamos qué dice la ley sobre la prohibición de visitas en pisos alquilados
Leer más
6 May 24

Cómo elegir la tarifa de energía para ahorrar en tu nueva casa

Cambiar de piso es un momento clave para escoger nueva tarifa de energía en casa. ¿En qué fijarte para elegir y ahorrar en tus facturas?
Leer más
25 Abr 24

Reformar un piso antiguo: problemas a revisar y por dónde empezar

¿Qué revisar para reformar un piso antiguo y cuál es el paso a paso de la reforma? Desde Fotocasa te traemos los consejos sobre cómo reformar un piso antiguo
Leer más
Ver todas las noticias